¿Dispersar esfuerzos es también Libertad?

Tras el post de Miguel de Icaza de porqué el escritorio Linux acabó muerto a manos de OS X surgieron sinnúmero de opiniones de las que todavía no he rescatado mucho bueno, partiendo de la primicia de que no se puede comparar el autoritarismo reflejado en la estructura del OS X con los esfuerzos comunitarios que se llevan a cabo en los diversos proyectos Linux/Software Libre (kernel, GNOME, KDE, XFCE, LXDE, E, etc). Linus Torvalds defiende el proyecto que dirige y no deja de tener razón en sus señalamientos: el kernel Linux tiene algo que muchos otros proyectos no tienen: retro-compatibilidad, además de cumplir y satisfacer las necesidades de miles de usuarios sin contravenir el hardware que usen o necesidad que suplan (servidores multiprocesador, estaciones de trabajo, teléfonos, dispositivos móviles, etc).

Desgraciadamente (nótese mi sarcasmo) la comunidad de desarrolladores no puede contar con un aparato de dirección que te diga qué tenés que hacer para engrosarles las ganancias a sus dueños. Sencillamente porque los proyectos no tienen dueño. OS X sí, y Apple es un negocio para generar ganancias.

Tengo que estar de acuerdo, desde mi punto de vista de usuario y defensor del FOSS, cuando De Icaza señala que es necesario que el escritorio Linux se convierta en una experiencia u esfuerzo uniforme, es decir, que tantos proyectos dispersos empujen en una sola dirección. Pero lo que tenemos es lo que la comunidad es capaz de hacer en plena libertad. Diran algunos que podría ser falta de liderazgo a lo interno de cada uno de los proyectos, o que definitivamente en general no existe un liderazgo que haga posible un solo esfuerzo que empuje al asalto de restarle cuota de mercado al escritorio Windows.

Hay opiniones de opiniones. Algunos dirán que qué diablos, que para qué necesitamos que el escritorio Linux empiece a desplazar Windows; otros en absoluto no les importa porque ya Linux tiene más del 80% de cuota de mercado en servidores y mainframes, otro tanto en dispositivos móviles.

Esta discusión, además de entretenerme en mi tiempo libre, me lleva a pensar que seguiré usando GNU/Linux sin importar que el bendito escritorio Linux se posicione donde muchos lo quieren ver, sin importar si sigue a como está, con tantos esfuerzos dispersos. Y probablemente se les haga algún día lo del escritorio Linux, pero les aseguro que los esfuerzos dispersos seguirán naciendo, forkeándose, muriendo y volviendo a nacer con otro nombre, porque está claro que con el FOSS aprendimos todos, usuarios, promotores y desarrolladores, a pensar y actuar con Libertad (al menos en cuanto al software que usemos). Eso es lo que estamos haciendo ¿no?

Anuncios

Teoría de las particiones y la disposición de tus particiones Linux

El gran problema que nos surge a veces para explicar el asunto de las particiones a otra persona es sencillamente que no tenemos claro qué es una partición. Dice la Wikipedia que una Partición de Disco

en informática, es el nombre genérico que recibe cada división presente en una sola unidad física de almacenamiento de datos. Toda partición tiene su propio sistema de archivos (formato); generalmente, casi cualquier sistema operativo interpreta, utiliza y manipula cada partición como un disco físico independiente, a pesar de que dichas particiones estén en un solo disco físico.

Toda partición puede recibir un formato mediante un sistema de archivos como FAT (16 ó 32), NTFS, ReiserFS, EXT (2, 3 ó 4), etc. En MS Windows las particiones de disco son reconocidas por medio de letras, a saber C:\, D:\, E:\, etc.  En Distribuciones GNU/Linux es otro el caso, pero bastante similar aún, y las encontramos reconocidas como /dev/sda1 /dev/sda2, siendo /dev/sda el disco duro o partición principal.

Todo tipo de discos magnéticos (discos duros, floppies) y sólidos como flash drives, memorias flash, pueden contener particiones. Cada partición puede ser Primaria, Extendida y Lógica.
Por lo general las particiones Primarias son las que se usan para instalación de Sistemas Operativos; una partición Extendida puede contener varias Lógicas, y son utilizadas, por lo general, para guardar archivos, como simple almacenamiento extra. Las Distribuciones GNU/Linux pueden ser instaladas en una partición Lógica, esto gracias a GRUB, cargador de arranque que posibilita una partición Lógica sea arrancada con el Sistema Operativo que contiene.

Los sistemas operativos basados en UNIX como GNU/Linux utilizan hasta tres particiones (en azul) para su instalación, tal como se muestra en la imagen inferior.

Es importante saber que:

  • Una Partición Primaria son las divisiones crudas o primarias del disco, sólo puede haber 4 de éstas o 3 primarias y una extendida. Esto significa que un disco duro acepta un máximo de 4 divisiones principales o particiones primarias.

 

  • Una Partición Extendida, conocida como partición secundaria, es otro tipo de partición que actúa como una partición primaria; sirve para contener infinidad de unidades lógicas en su interior. Fue ideada para romper la limitación de 4 particiones primarias en un solo disco físico. Solo puede existir una partición de este tipo por disco, y solo sirve para contener particiones lógicas.
  • Partición lógica es la que ocupa una porción de la partición extendida o la totalidad de la misma, la cual se ha formateado con un tipo específico de sistema de archivos (FAT32, NTFS, ext2,…) y se le ha asignado una unidad, así el sistema operativo reconoce las particiones lógicas o su sistema de archivos. Puede haber un máximo de 23 particiones lógicas en una partición extendida. Linux impone un máximo de 15, incluyendo las 4 primarias, en discos SCSI y en discos IDE 8963.

El objetivo de éste post es comprender la mejor disposición de nuestras particiones dentro del disco duro para instalar GNU/Linux, incluso si queremos conservar en él Sistemas Operativos propietarios y de licencias restrictivas.

En la imagen anterior se pone un ejemplo bastante común (de disposición de particiones) para quien le da más importancia a su instalación Linux.  Pueden haber muchos casos, pero uno en particular que querría ejemplificar es el común para quienes prefieren darle más importancia a su instalación Windows, bien porque alguien más hace uso de ella, bien porque hay que darle importancia cuando es un equipo de uso compartido.

A continuación el ejemplo:

Para las particiones Linux se crearon esta vez únicamente dos. La partición que contiene el sistema en sí (/) y que contiene ahora también el lugar del /home, que el instalador comprende por defecto al no haber otra partición donde montarlo; la necesaria swap con 2 Gb y el resto (en tono rosa) para el sistema privativo y su partición de respaldo (BCK_UP ó D:\).

Para crear esta disposición, por ejemplo, en un disco duro donde ya ha sido instalado Windows usando toda la capacidad del disco, se hace necesario defragmentar Windows, reducir su partición NTFS (por ende liberar espacio), luego proceder en el orden a crear las particiones restantes. Esto lo podemos hacer con la utilidad llamada Gparted. También es posible hacerlo con la utilidad de particionado que viene con el instalador, ya sea Ubuntu, Fedora, o cualquier otra distro de fácil uso.

 

Maldita sea!

No es mi profesión ni mucho menos, pero me dedico de vez en cuando a dar soporte técnico en máquinas con Windows y una que otra con GNU/Linux (muy aparte del soporte comunitario).

Recientemente instalé una red de trabajo en una oficina y ahorita a inicios de año les falló el antivirus que tenían instalado por cuestiones de licencia. Abusaron de una licencia pagada y la pusieron en varias maquinas a la misma vez. Eso era una muerte anunciada. Pero me indigna igual; porque he gastado mi tiempo dándoles sinnúmero de explicaciones y recomendaciones, pero bien que se han empeñado en no cumplirlas, eh? Tuve que tomar una decisión bastante extremista, aún cuando sé que esa cultura la gente no se la apea de encima. Pero bueno.

Viene otro cliente con lo mismo. Bueno, le instale un antivirus poco convencional, pero muy bueno, que lo tiene que ejecutar desde GNU/Linux cada vez. No voy a mencionarlo porque no es software Libre y los que lo son no le funcionan, según mi cliente. Solucionado también.

Platicando con mi amiga viene y me dice de un error en su navegador (IE, valgame dios!) que le anuncia código malicioso en uno que otro sitio que ella frecuenta. Lógicamente no tiene antivirus, porque ella vive en un lugar en donde la cultura esa de disponer ilegalmente del software pues no es tan popular, y los técnicos no te instalan un antivirus sin que les pagues por eso y con la licencia en la mano.

Lo que le sucedió a mi amiga pues raya en lo audaz y un tanto en lo irresponsable. Se instaló nada más y nada menos que un troyano que dice sacarte los virus y similares de la máquina: Personal Security. Por aquí un listado de programas similares.

Lo que no me logro explicar es cómo dio para instalar eso. Habiendo por ahí un par de antivirus respetables, libres o no, pero respetables aunque no 100% seguros.

Esto me indignó mucho más. No uso Windows para nada, ni siquiera los servidores de los sitios que visito lo usan! Pero no deja de ser indignante escuchar por este y por el otro lado el eterno problema del malware y spyware en Windows. No sé, hasta quise hacer una pataleta, un berrinche por el enojo que me tenía, porque, además de lo inseguro y vulnerable que son los sistemas Microsoft, a eso le sumas el poco cuidado que tienen sus usuarios al instalar programas o visitar sitios sin la protección debida, exponiendo asi sus equipos al albeldrío de cualquier loco creador de software malicioso, para fines no menos maliciosos. Digo, por dios, comprate un antivirus, usa uno gratis, libre… qué se yo! Hacé el sacrificio y ponete en el plan y usá GNU/Linux!! O por lo menos, seguí las recomendaciones del técnico.

Operaciones bancarias… Sí, con GNU/Linux por favor.

El columnista de Washington Post Security Fix, Brian Krebs recomienda que los clientes de bancos consideráran usar un LiveCD de GNU/Linux para hacer sus consultas y transacciones bancarias en línea. Krebs relata la historia de dos negocios que perdieron $100 mil y $447 mil dólares, respectivamente, cuando ladrones, armados con malware en la PC de la compañía, fueron capaces de interceptar uno de los codigos de ingreso del controlador, atrasando el éxito del ingreso. Krebs señala que no está solo en recomendar el uso de máquinas con sistemas que no sean Windows para las consultas y transacciones bancarias en linea.

De hecho, el SANS Technology Institute, una organización dedicada a la investigación y educación en temas de seguridad retó a sus estudiantes a que crearan un informe (disponible en PDF aquí) para descubrir los métodos más efectivos para pymes a la hora de mitigar este tipo de ataques. ¿Sus conclusiones? La solución más barata y más segura ante esas amenazas es usar un sistema operativo arrancable de solo lectura, tales como Knoppix o como los LiveCD de instalación de Ubuntu.

Como explica Krebs, la mayoría de ciberataques están destinados a los desarrollos de Microsoft, que son los utilizados por la inmensa mayoría de usuarios y que por tanto son más probables que den como resultados filtraciones de datos y que tarde o temprano acaban abriendo las puertas de nuestros PCs a atacantes remotos.

Eso hace que las operaciones de banca electrónica sean especialmente sensibles, y para evitar los peligros, nada mejor que usar un LiveCD de Linux, un método que permite evitar prácticamente todos los riesgos de esas operaciones.

Estos CDs permiten arrancar sesiones totalmente “vírgenes” del sistema operativo, ya que tras cada sesión se eliminan todos los datos que pudiésemos haber introducido. Como muchos usuarios ya sabrán, es posible hacer que dichos discos dispongan de ciertas características “persistentes” que mantengan ciertos datos y configuraciones en otras sesiones, pero si inhabilitamos esa opción podremos tener aún mayor seguridad.

La primera regla, dice Krebs, es nunca clicar los hipervínculos a los sitios bancarios, y la segunda evitar usar Microsoft Windows.

De Guerras y Batallas

En la mayoría de las batallas de la interminable guerra de Sistemas Operativos (Windoze vs Linux vs Mac vs BSD) el 99.0% son interminables discusiones bizantinas. Inclusive dentro de un mismo Sistema Operativo se dan estas batallas; que mi xp es de reputamadre y tu vista no sirve pa ni mierdaque mi Debian es la mamacita y tu Ubuntu es para lerdosque mi SUSE tiene YasT y en tu Slackware con costo hay Terminal… bla bla bla.

Alguien decia que no hay que criticar a nadie por usar algo que le resuelve sus necesidades informáticas; en eso estoy muy de acuerdo, por ello celebro hoy un año de estar 100% libre del sistema operativo de Redmond. GNU/Linux me resuelve desde entonces como único Sistema Operativo. Tanto como a Pancho le resuelve Mac OS X o a mi vecina el Windoze, tanto como a mi cuñado le resulta su openSUSE en su laptop y a su esposa (mi hermana) el Windoze.

tux_linux_inside

Y es que no hay verdades absolutas y el que se atreva a asegurar lo contrario es un verdadero mentiroso XD… leyendo el feed de los blogs que generalmente leo me encontré con una entrada de Ken Starks, el incansable activista linuxero de Austin, Texas, en la que categoricamente señala que:

Hay sin embargo una delgada línea entre ser una víctima y ser un idiota. Si no sabes que tienes una [u otra] opción y cosas malas te suceden, entonces eres una víctima.

Si tenes una [ u otra] opción y todavía insistes personalmente en usar un sistema una y otra vez, eso definitivamente te llevará a los mismos problemas…

Creo que la descripción de idiota es justa.

Estas en desacuerdo? Sabes que Windows es el problema… sabes que es cosa de tiempo antes que lo hagas todo de nuevo. Sabes que tenes una alternativa, pero insistes en poner la fuente de tus problemas de regreso en tu computadora. Puede que no te guste el término “idiota”… dame otro término para eso entonces.

La Delgada Linea entre la Victima y el Idiota

Concuerdo con Starks en algunos aspectos, debo decir sin embargo, que no todo mundo está siempre al tanto de su realidad, no todo el que usa una computadora tiene tiempo de legitimar sus opciones y, en la mayoría de los casos, se conforma con obtener resultados relativamente satisfactorios. No es mi caso, no me conformo con resultados relativos, por eso uso GNU/Linux.

Y es que por expresiones y críticas a los linuxeros se nos tacha de elitistas. Pero francamente creo que cada quien use lo que quiera; promuevo software libre como muchos otros, pero eso no me hace Superman, ni el santo Papa de la Iglesia Catolica para decir que está bien o que está mal en las actuaciones de los feligreses. Al fin de cuentas, que a los linuxeros se nos tache de elitistas corresponde más que nada a una cultura que por años se ha inculcado inexplicitamente en las personas, a tal punto que muchos usan Windoze y no saben que eso que usan es un sistema operativo porque es todo lo que conocen; esto ha favorecido a Redmond, ha favorecido el desconocimiento y la ignorancia de las alternativas reales. Y claro, apenas te des cuenta de tus alternativas no se te ocurra preguntar por GNU/Linux en un foro general sobre informática, lo más seguro es que otros acomodados a la norma te quieran mantener en el oscurantismo, desinformándote o “salvándote” de ampliar tus opciones.

Si he de entrar en batalla será para atacar la ignorancia.

Sun xVM VirtualBox en Ubuntu Intrepid

Vamos directo al grano. Lo primero que tenemos que hacer para instalarnos la última versión de Sun xVM VirtualBox (la prefiero a la versión libre) es agregar el repositorio a /etc/apt/sources.list

la linea sería:

deb http://download.virtualbox.org/virtualbox/debian intrepid non-free

El key publico para apt-secure es descargable de aquí, luego lo agregamos así:

sudo apt-key add sun_vbox.asc

hacemos un update:

sudo apt-get update

y luego instalamos con:

apt-get install virtualbox-2.1

La versión 2.1 es la más actual al momento de este post. Hay un par de dependencias que apt nos pide instalar, y es recomendable hacerlo en caso que querramos instalar una versión posterior teniendo esta de antemano.

***UPDATE***

Se me olvidaba mencionar la parte de agregarnos a los usuarios del grupo virtualbox. Para ello solo tenemos que ir a  Sistema>> Administracion>> Usuarios y Grupos. Una vez ahi seleccionamos las propiedades de nuestro usuario y en la pestaña de Privilegios de usuario nos agregamos al grupo de “usar virtualbox”. Sencillo. Y en la consola no podia serlo más:

sudo usermod -G vboxusers -a tu_usuario

***FIN DEL UPDATE***

Ahora viene la parte divertida. En caso que querramos instalarnos el famoso Windows XP en la VirtualBox tendremos que saber desde ya que no nos va a dar soporte de drivers en el primer boot. Para ello tenemos que habilitar Guest Additions en el menu de dispositivos de VirtualBox. En windows nos aparecera montado en la cd-rom. Lo instalamos y la proxima vez que lo bootiemos ya tendremos los drivers instalados.

Para lograr acceder a los dispositivos USB de almacenamiento desde el windows virtualizado necesitamos hacer lo siguiente:

gksudo gedit /etc/fstab

y agregar la siguiente linea al final

none /proc/bus/usb usbfs devgid=46,devmode=664 0 0

Para compartir nuestros archivos de Ubuntu con el ventanucos virtualizado lo primero que tenemos que hacer es instalar winbind y samba

sudo apt-get install winbind samba

posteriormente elegimos o creamos la carpeta que queremos compartir y la agregamos en los ajustes de la maquina virtual de windows. Eso mismo tenemos que hacer en Ubuntu, en Propiedades de la carpeta la marcamos para compartir.

Cuando iniciamos windows virtualizado nos vamos al explorador, en sitios de red y le damos agregar sitio de red, ahí navegamos hasta la carpeta compartida desde Ubuntu y presto… solo es de dar click siguiente… siguiente.

Sencillo. Les juro que miro windows y sólo así le tengo confianza: virtualizado desde la VirtualBox. Me disculpan el sarcasmo, pero no lo puedo evitar.

Linux es más que alternativa

Hoy por la mañana vino El Profesor. Así le dicen sus amigos, así le digo yo desde que lo conozco. Un viejo amigo del barrio. Me vino buscando por la mañana con su laptop para que le ayudara; alguien se la habia regalado, una IBM ThinkPad 390E, con nada más ni nada menos que un procesador Pentium II de 333 MHz y 64 Mb de RAM. Un verdadero dinosaurio.

La instalación de Windows 98 que traía daba varios errores de archivos “inexistentes”. Era un caso muy duro de resolver. Con esos recursos de hardware Bill Gates y su sistema no eran opcion, para ninguna de sus versiones,  a excepción de MSDOS. Pero bueno, vino donde mí y es lógico que yo no le recomendaría nada privativo.

Le eche un ojo a Ubuntu Server 8.10, pero la RAM mínima necesaria es de 128 Mb. Xubuntu quiso bootear pero no me dio más que el booteo, luego recorde que también necesitaba 128 Mb de RAM. Hasta que me acordé que tenía por ahí una Slax 5.1 y con 64 Mb disponibles estaría aceptable.

Instalar Slax no es así de fácil. En uno de los archivos explicativos me dice que mejor instale Slackware. Como sabrán Slax es una distro en LiveCD derivada directamente de Slackware, y como LiveCD es lógico que sea mejor instalar directamente Slackware, porque desde luego es mas completo que el mismo Slax.

Pero no. Yo insistí. Para instalar Slax 5.1 tenía que seguir varios pasos que en un inicio me parecieron harto complicados. También tengo Slax 6.0, pero la versión anterior me facilitaba las cosas por el hecho de que trae consigo varios scripts para esto.

Primero me dispuse a particionar el disco duro. Esto lo hice con Parted Magic, que es una buena utilidad que contiene gparted. En el disco de 6 Gb cree una partición extendida de 170 Mb y dentro lo que seria la swap o particion de intercambio, del mismo tamaño; asi mismo el restante espacio para ser utilizado en la instalacion en ext3.

Teniendo Slax ya corriendo en la laptop me dispuse a montar el cd rom (esto hay que hacerlo, la cd rom monta una imagen del sistema completo tal si estuviese instalado, no el contenido propio del Live CD):

root@slax:/# mount /dev/hdc /mnt/hdc_cdrom

Esto monta el cd rom en modo de sólo lectura. Así accedemos a él y podemos hacer uso de los scripts. Identificamos el script que nos interesa, se trata de /boot/make_disk.sh. Este script te copia todos los archivos contenidos en el LiveCD en cualquier tipo de particion. Es preferible hacerlo en ext3, asi los cambios pueden ser guardados, una vez que tengamos Slax en el disco duro. El script ademas te activa la particion como booteable e instala Lilo. Estando en la carpeta donde montamos el LiveCD hacemos esto:

root@slax:/mnt/hdc_cdrom# ./make_disk.sh /dev/hda1

Y eso hará su trabajo. Al final configura Lilo y marca la particion como booteable. Reiniciamos y presto! La maquinita booteo normalmente desde su disco duro. Es posible usar el modo gráfico, pero eso sera muy lento. Hay que considerar que en modo grafico se pueden escribir cartas, trabajar en hojas de cálculo, escuchar música en casi cualquier formato, ver video… en fin. Slax puede iniciar la X con KDE o bien con Fluxbox;

para KDE 3.x startx

para Fluxbox flux

El Profesor se fue contento con su dinosaurio. El usaba en sus tiempos bastante el editor de texto (vi en cualquiera de sus variaciones) y me dijo que ahora se le da la oportunidad de sacarle el polvo a los comandos *NIX que se le han olvidado desde hace mucho. No creo que con algo de MS hubiera resuelto ese equipo con esos recursos. Bien por Slax, bien por Slackware, bien por Linux!

NOTA: Hasta este post la última version disponible de Slax es la 6.0.9, la que no contiene el script de instalación. He usado para mi ejemplo la versión 5.1

UDATE: Revisando apropiadamente me doy cuenta que dentro del LiveCD de Slax 6.0 hay un script para la instalación en particiones fijas. El archivo se llama /boot/bootins.sh y al parecer hay que volcar/copiar el contenido completo del LiveCD dentro de la partición en la que queremos quede instalado.

Enlaces de interés:

Get Slax

Slackware