Mi crontab en Arch Linux

Recién instalé el sistema y estoy usando Arch Linux, pero siempre o casi siempre me sucede que me duermo viendo alguna película o algún video en línea.

Por el momento es urgente configurar un crontab:

$ sudo pacman -S cronie

$ sudo systemctl enable --now cronie.service

$ sudo vim /etc/cron.daily/crontab

Agrego la siguiente línea para que la pc se apague exactamente a las 2:01 am

01 02 * * * /sbin/shutdown -h now

:wq

Indicamos al sistema el crontab con las indicaciones globales:

$ sudo crontab -u root /etc/cron.daily/crontab

Verificamos

$ sudo crontab -l

Listo.

Anuncios

Fedora 18

Siempre es grato descargar una nueva versión de Fedora y seguir manteniendo una buena impresión de esta distribución GNU/Linux que para nadie es secreto sigue siendo mi preferida a través del tiempo. Porque no lo niego, he usado otras distros en diferentes momentos, pero ninguna me brinda la experiencia que Fedora.

Ojalá tuviera el tiempo y la disposición para seguir contribuyendo como lo hacía antes a este proyecto. Me perdí hoy la fiesta de lanzamiento local que normalmente se hace con el esfuerzo de quienes son parte de Fedora Nicaragua, eso por cosas del trabajo. Y es que siempre me he sentido cómodo en esta comunidad porque hasta hoy mantiene, si no sus contribuidores, gente que la usa, la disfruta, la difunde, y como yo, dispuesta a aportar cuando nos es posible.

Impaciente esperé dos días para poder instalarla durante la descarga via torrent. No supe en el momento qué sucedía con la .ISO, pero logré copiarla a la USB con dd, luego de que intentara dos veces, dos veces en una USB de 4GB (sin atreverme a fijarme en el tamaño) y sin darme cuenta que nunca iba a caber. Al fin la puse en una USB de 8GB y voilà… después del chequeo de integridad empezó a darme las opciones de instalación. Como de costumbre, mantengo mi /home, particiones sin LVM, /root aparte. Instalado exitosamente.

Luego de pelear con uno de los repos de RPMfusión (problema de las llaves GPG) terminé de instalar lo básico y me dispuse a dar seed de la .ISO… Fedora sigue siendo Fedora.

———-

It’s always grateful to download a brand new version of Fedora and keep besides a good impression from this GNU/Linux distro, which is no secret it’s my preferred all through the time. I can’t deny, I have used other distros in different moments, but no other gives me the experience Fedora does.

I wished I had the time and availability to keep contributing as I used to do before to this project. I missed today the local release party that it’s usually celebrated with the effort of whom are part of Fedora Nicaragua; that happened because of my job. For I have always felt comfortable being part of this community, because so far it keeps, if not its contributors, people who uses it, enjoys it, and spreads it, and as I do, people wanting to bring to the project when it is possible.

Impatient I waited to install it during it was downloading via torrent. I didn’t know by the time what was going on with my ISO file, but I got to copy it with dd to a USB memory, after two tries, two tries to a 4GB USB memory (without noticing in the size of the ISO) and with no notice it was not going to fit there. At last I put it in a 8GB USB memory and voilà… after checking integrity it started to ask options to install. As usual, I kept my /home, no LVM partitions, /root apart. Successfully installed.

After a fighting a while with a certain RPMfusion’s repo (GPG keys issue,) I got to install basics and started to seed what I just downloaded. Fedora keeps being Fedora.

¿Dispersar esfuerzos es también Libertad?

Tras el post de Miguel de Icaza de porqué el escritorio Linux acabó muerto a manos de OS X surgieron sinnúmero de opiniones de las que todavía no he rescatado mucho bueno, partiendo de la primicia de que no se puede comparar el autoritarismo reflejado en la estructura del OS X con los esfuerzos comunitarios que se llevan a cabo en los diversos proyectos Linux/Software Libre (kernel, GNOME, KDE, XFCE, LXDE, E, etc). Linus Torvalds defiende el proyecto que dirige y no deja de tener razón en sus señalamientos: el kernel Linux tiene algo que muchos otros proyectos no tienen: retro-compatibilidad, además de cumplir y satisfacer las necesidades de miles de usuarios sin contravenir el hardware que usen o necesidad que suplan (servidores multiprocesador, estaciones de trabajo, teléfonos, dispositivos móviles, etc).

Desgraciadamente (nótese mi sarcasmo) la comunidad de desarrolladores no puede contar con un aparato de dirección que te diga qué tenés que hacer para engrosarles las ganancias a sus dueños. Sencillamente porque los proyectos no tienen dueño. OS X sí, y Apple es un negocio para generar ganancias.

Tengo que estar de acuerdo, desde mi punto de vista de usuario y defensor del FOSS, cuando De Icaza señala que es necesario que el escritorio Linux se convierta en una experiencia u esfuerzo uniforme, es decir, que tantos proyectos dispersos empujen en una sola dirección. Pero lo que tenemos es lo que la comunidad es capaz de hacer en plena libertad. Diran algunos que podría ser falta de liderazgo a lo interno de cada uno de los proyectos, o que definitivamente en general no existe un liderazgo que haga posible un solo esfuerzo que empuje al asalto de restarle cuota de mercado al escritorio Windows.

Hay opiniones de opiniones. Algunos dirán que qué diablos, que para qué necesitamos que el escritorio Linux empiece a desplazar Windows; otros en absoluto no les importa porque ya Linux tiene más del 80% de cuota de mercado en servidores y mainframes, otro tanto en dispositivos móviles.

Esta discusión, además de entretenerme en mi tiempo libre, me lleva a pensar que seguiré usando GNU/Linux sin importar que el bendito escritorio Linux se posicione donde muchos lo quieren ver, sin importar si sigue a como está, con tantos esfuerzos dispersos. Y probablemente se les haga algún día lo del escritorio Linux, pero les aseguro que los esfuerzos dispersos seguirán naciendo, forkeándose, muriendo y volviendo a nacer con otro nombre, porque está claro que con el FOSS aprendimos todos, usuarios, promotores y desarrolladores, a pensar y actuar con Libertad (al menos en cuanto al software que usemos). Eso es lo que estamos haciendo ¿no?

Teoría de las particiones y la disposición de tus particiones Linux

El gran problema que nos surge a veces para explicar el asunto de las particiones a otra persona es sencillamente que no tenemos claro qué es una partición. Dice la Wikipedia que una Partición de Disco

en informática, es el nombre genérico que recibe cada división presente en una sola unidad física de almacenamiento de datos. Toda partición tiene su propio sistema de archivos (formato); generalmente, casi cualquier sistema operativo interpreta, utiliza y manipula cada partición como un disco físico independiente, a pesar de que dichas particiones estén en un solo disco físico.

Toda partición puede recibir un formato mediante un sistema de archivos como FAT (16 ó 32), NTFS, ReiserFS, EXT (2, 3 ó 4), etc. En MS Windows las particiones de disco son reconocidas por medio de letras, a saber C:\, D:\, E:\, etc.  En Distribuciones GNU/Linux es otro el caso, pero bastante similar aún, y las encontramos reconocidas como /dev/sda1 /dev/sda2, siendo /dev/sda el disco duro o partición principal.

Todo tipo de discos magnéticos (discos duros, floppies) y sólidos como flash drives, memorias flash, pueden contener particiones. Cada partición puede ser Primaria, Extendida y Lógica.
Por lo general las particiones Primarias son las que se usan para instalación de Sistemas Operativos; una partición Extendida puede contener varias Lógicas, y son utilizadas, por lo general, para guardar archivos, como simple almacenamiento extra. Las Distribuciones GNU/Linux pueden ser instaladas en una partición Lógica, esto gracias a GRUB, cargador de arranque que posibilita una partición Lógica sea arrancada con el Sistema Operativo que contiene.

Los sistemas operativos basados en UNIX como GNU/Linux utilizan hasta tres particiones (en azul) para su instalación, tal como se muestra en la imagen inferior.

Es importante saber que:

  • Una Partición Primaria son las divisiones crudas o primarias del disco, sólo puede haber 4 de éstas o 3 primarias y una extendida. Esto significa que un disco duro acepta un máximo de 4 divisiones principales o particiones primarias.

 

  • Una Partición Extendida, conocida como partición secundaria, es otro tipo de partición que actúa como una partición primaria; sirve para contener infinidad de unidades lógicas en su interior. Fue ideada para romper la limitación de 4 particiones primarias en un solo disco físico. Solo puede existir una partición de este tipo por disco, y solo sirve para contener particiones lógicas.
  • Partición lógica es la que ocupa una porción de la partición extendida o la totalidad de la misma, la cual se ha formateado con un tipo específico de sistema de archivos (FAT32, NTFS, ext2,…) y se le ha asignado una unidad, así el sistema operativo reconoce las particiones lógicas o su sistema de archivos. Puede haber un máximo de 23 particiones lógicas en una partición extendida. Linux impone un máximo de 15, incluyendo las 4 primarias, en discos SCSI y en discos IDE 8963.

El objetivo de éste post es comprender la mejor disposición de nuestras particiones dentro del disco duro para instalar GNU/Linux, incluso si queremos conservar en él Sistemas Operativos propietarios y de licencias restrictivas.

En la imagen anterior se pone un ejemplo bastante común (de disposición de particiones) para quien le da más importancia a su instalación Linux.  Pueden haber muchos casos, pero uno en particular que querría ejemplificar es el común para quienes prefieren darle más importancia a su instalación Windows, bien porque alguien más hace uso de ella, bien porque hay que darle importancia cuando es un equipo de uso compartido.

A continuación el ejemplo:

Para las particiones Linux se crearon esta vez únicamente dos. La partición que contiene el sistema en sí (/) y que contiene ahora también el lugar del /home, que el instalador comprende por defecto al no haber otra partición donde montarlo; la necesaria swap con 2 Gb y el resto (en tono rosa) para el sistema privativo y su partición de respaldo (BCK_UP ó D:\).

Para crear esta disposición, por ejemplo, en un disco duro donde ya ha sido instalado Windows usando toda la capacidad del disco, se hace necesario defragmentar Windows, reducir su partición NTFS (por ende liberar espacio), luego proceder en el orden a crear las particiones restantes. Esto lo podemos hacer con la utilidad llamada Gparted. También es posible hacerlo con la utilidad de particionado que viene con el instalador, ya sea Ubuntu, Fedora, o cualquier otra distro de fácil uso.

 

Las 6 Dimensiones del Software Libre

Fuente | Usemos Linux

Este artículo, escrito por Thierry Carrez y publicado en inglés en su blog Seeing the fnords, sintetiza de forma clara y precisa todas las dimensiones del software libre que, a su vez, también son las razones por las que las personas deciden probarlo y dejar de usar software privativo. No dejen de leerlo, realmente es de esos posts para guardar y releer cada tanto.

¿Por qué las personas eligen participar en el Software Libre? Bueno, existen un conjunto de razones, que intentaré explorar y clasificar, al menos a vuelo de pájaro.

Técnica

La primera dimensión es técnica. A la gente le gusta el software libre porque el poder conocer el código con el que fue hecho les permite comprender el comportamiento de su software. Ninguna documentación puede igualar ese nivel de precisión. También les gusta la posibilidad de arreglarlo cuando se “rompa”, en vez de depender del soporte técnico de terceros. Cualquier persona que haya tratado de reportar un error a Microsoft y haya conseguido que lo solucionen, comprenderá lo que estoy diciendo. Algunas veces, a la gente le gusta la posibilidad de “moldearlo” y adaptarlo a sus necesidades, y si los cambios son lo suficientemente buenos incluso ello podría influenciar el futuro de ese software. Finalmente, pueden estar convencidos, como yo, de que el código resultante de los mecanismos de desarrollo del software libre es de mejor calidad que el de su contraparte privativa.

Política

Junto con la dimensión técnica, se encuentra la dimensión política. A la gente le gusta el software libre porque es una forma de preservar su libertad como usuario final, manteniendo su privacidad y asegurando un mayor control sobre el software que utiliza. Algunas grandes empresas usarán todos los trucos conocidos para reducir tus derechos e incrementar sus ingresos, por lo que resulta cada vez más importante que seamos conscientes de esos problemas y nos defendamos. Trabajar en el desarrollo del software libre es una manera de contribuir a ese esfuerzo.

Filosófica

Mucha gente está comenzando a tener un interés filosófico en el software libre. El siglo XX vio la creación de un mundo dividido entre aquellos que producen y aquellos que consumen. Este uso disociado de la tecnología es un modelo autodestructivo, y los modelos de producción participativa pueden ser considerados como una posible solución para arreglar nuestras sociedades. Seamos productores y consumidores al mismo tiempo y asociémonos a la tecnología en vez de ser alienados por ella. El software libre es una temprana y altamente exitosa manifestación de ello.

Económica

En el fondo, existen fuertes razones económicas “racionales” para que las empresas opten por financiar proyectos de desarrollo de software libre. Entre otros tantos ejemplos, partamos por el más básico y fundamental: el software libre es un gran negocio. Sino, pregúntenselo a la gente de Red Hat, que hace millones con su distribución Linux. Claro, muchas otras empresas utilizan este tipo de tecnologías porque les permiten compartir el costo de desarrollo y mantenimiento entre varios usuarios de esa tecnología. También están aquellas empresas que ofrecen sus servicios vinculados al uso y desarrollo del software libre: ser el sponsor o incluso el desarrollador principal de un proyecto les otorga una posición privilegiada para vender su “saber hacer” (know-how) vinculado a ese proyecto. Por otra parte, está el enfoque de “núcleo abierto“, en el que las empresas distribuyen en forma gratuita versiones menores de su software libre, para que los usuarios se “engolosinen” con el producto, y venden las versiones “completas”. Finalmente, están las empresas que no creen en el software libre, se resisten a implementar todo aquello que resulte necesario para desarrollarlo, pero les gusta el dinero les hace ganar el pretender que les gusta.

Social

Una dimensión muy importante del software libre es la dimensión social. Mucha gente se une a proyectos de software libre para pertenecer a una comunidad y para demostrar sus conocimientos, mejorarlos y trepar la escalera de la meritocracia. Si tu comunidad no te anima ni recompensa a aquellos que están en esta dimensión social, seguramente perderá una gran cantidad de adeptos que podrían contribuir. Otro aspecto social cada vez más relevante tiene que ver con que el hecho de haber trabajado en proyectos de software libre es un punto a favor de tus conocimientos sobre el tema y habla bien de tu facilidad para relacionarte y trabajar en equipo, lo cual es muy valorado a la hora de buscar empleo. Finalmente, la mera adulación de nuestro propio ego al saber que millones de personas utilizan el fruto de tu trabajo para sus tareas cotidianas es definitivamente una fuerza poderosa que no hay que pasar por alto.

Ética

La última dimensión es la ética: la idea de contribuir directamente a la suma del conocimiento resulta muy atractiva. Al trabajar en proyectos de software libre, hacés de este mundo un mejor lugar. Por ejemplo, al contribuir a Wikipedia evitás que la gente que no tenga los medios para hacerlo no pueda acceder a una enorme fuente de conocimiento, que antes era sólo el privilegio de aquellos que podían pagar las licencias de las enciclopedias. Otro ejemplo: el software libre ayuda a los países en desarrollo a mejorar y reducir su gasto, al promover la creación de pequeñas y medianas empresas locales que brinden soporte y mejoren o adapten ese software, en vez de obtener todo ello de las empresas del “primer mundo”, junto con las costosas licencias para poder siquiera utilizar ese software. Ese sentido de propósito es lo que lleva a mucha gente (incluido a mí) a trabajar en el desarrollo de software libre.

¿Te parece que faltó alguna dimensión? ¿Qué te lleva a vos a participar de un proyecto de software libre? Por favor, no te olvides de participar dejando tu comentario.

Aclaración: No es mi costumbre hacer copie&paste de artículos y cosas que encuentro en la red; más bien acostumbro comentarlos y citarlos explícitamente. Esta vez me pareció justo dejar el artículo completo. Espero lo hayan disfrutado.

Fedora 13: El Tour

Así le han denominado Neville y Magjogui al Release Party de esta nuestra distro de preferencia. Para ello se han programado eventos de lanzamiento en tres diferentes países de la región centroamericana. En El Salvador será este 4 de Junio, el 5 de Junio en Guatemala y el 11 de Junio en Nicaragua.

Para el evento de lanzamiento aquí en Nicaragua, Yader, Neville y su servidor estamos organizándolo con la charla de Magjogui sobre las novedades de Fedora 13, así como dos talleres, el primero de ellos impartido por Neville (Creacion de repositorios e instalación de paquetes sin internet) y el segundo por mí, en donde me toca explicar/enseñar cómo hacer una instalación personalizada de Fedora 13.

Como atracción en el evento, habrán equipos instalados con Fedora 13 en sus diferentes entornos de escritorio, así como una estación con imágenes .iso de los diferentes spins de Fedora, desde donde Yader Velásquez les puede poner Fedora en sus memorias USB.

Más info sobre el evento:

LinuxTour

Fedora Project